Hoy en día, las empresas de logística en Chile tienen una gran oportunidad de crecer en el mercado. El contexto actual altamente digitalizado es un terreno fértil para las organizaciones que comercializan sus productos y servicios en la web.

Las cifras lo demuestran: según la directora nacional de INAPI (Instituto Nacional de Propiedad Industrial), Loreto Bresky, durante la pandemia se han creado más de 150 mil emprendimientos digitales.

Sin embargo, junto con las oportunidades también se presentan los problemas o desafíos que requieren de un apoyo logístico adecuado, con el objetivo de satisfacer las necesidades de despacho de los clientes.

4 problemas de las empresas de logística en Chile

Una buena estrategia de negocio en un comercio electrónico (así como en todo tipo de empresas) conlleva identificar los problemas y prevenir los futuros.

A continuación, algunos de los más relevantes vinculados con el bodegaje y el despacho:

1. Gestión deficiente del almacenamiento de productos

Los centros de distribución suelen presentar dificultades que pueden menoscabar la calidad de los productos.

Pueden existir inconvenientes como mercancías extraviadas, errores al momento de recoger el stock, pedidos incompletos, manejo inadecuado del material, accidentes que comprometan al personal, deficiencia en el packing, y otros, lo que, sin duda, significa costos importantes para las empresas.

2. Retrasos en la entrega

De acuerdo con el SERNAC, un 90% de las personas que han comprado por Internet han percibido problemas, entre los cuales destaca el retraso para recibir sus productos.

Esto es un fenómeno con varias causas: una cadena de suministro con poca planificación, falta de un courier u operador logístico eficiente, y descuidos en los procesos de última milla (cuando los paquetes pasan de la bodega a la casa del cliente final).

Dentro de nuestras posibilidades, hay que evitar lo anterior, ya que, en un mercado competitivo, podría impactar seriamente a nuestra imagen de negocio y las ventas que esperamos obtener.

3. Altos costos en el transporte

La idea de todo negocio es reducir los gastos asociados a los procesos productivos, de bodegaje y de envíos, sin perder la calidad.

El servicio de courier puede resultar costoso si no se cotiza y evalúa en profundidad las variadas alternativas que existen.

Otro factor importante: cuando escogemos un servicio de despacho no solo tenemos que considerar su valor, sino que también satisfaga nuestras necesidades de envío, como tiempo de respuesta, diferenciación, y más.

4. Procesos descentralizados

Lo sabemos: con tantas etapas dentro de los procesos logísticos es complejo tener el control unificado de todas las operaciones.

No obstante, es fundamental contar con sistemas centralizados (en donde se simplifiquen las actividades) para detectar errores, solucionar contratiempos y potenciar la productividad de un e-Commerce

Envíame: la solución frente a los desafíos en el comercio electrónico

¿Cuál es la respuesta para la mayoría de los problemas que presentan las empresas con presencia en Internet? La tecnología.

Los sistemas informáticos de gestión y despacho brindan el apoyo logístico necesario para posicionar al negocio por encima de la competencia.

En Envíame respondemos a esas características. Consiste en un recurso en donde puedes centralizar la gestión de tus despachos, debido a que integra más de 40 operadores logísticos de Chile y Latinoamérica.

Junto con el ahorro de costos, puedes automatizar procesos, reducir los cuellos de botella, evitar los errores y disminuir los tiempos que te toma procesar los envíos. Pero no es lo único, ya que ofrece una serie de funcionalidades que le otorgan valor a tu empresa, como el seguimiento de los pedidos, por ejemplo.

Conoce más en https://enviame.io/ y disfruta de las bondades de la digitalización.

Compartir:
Abrir chat