¿Cómo medir el comercio electrónico?

La única manera de comparar el rendimiento de tu comercio electrónico con los puntos de referencia del sector o con gestiones pasadas es a través de los indicadores de desempeño.

En este caso, hacer seguimiento a los KPI en logística permite optimizar las operaciones y reducir costos, ya que muestra los posibles errores y cómo solucionarlos.

Por ejemplo, los “envíos a tiempo” son un KPI muy importante para el e-Commerce, una métrica que muestra el porcentaje de envíos que salieron del almacén en el tiempo correcto.

Dado que los envíos tienen plazos ajustados, un retraso puede dañar la experiencia del cliente e incluso costarte dinero. Si al comparar tus envíos a tiempo con el punto de referencia del sector obtienes un rendimiento inferior, entonces tienes un problema en el almacén.

Lo ideal es conseguir un rendimiento superior y mantenerlo así, e incluso superar tu propio rendimiento constantemente. Por ello la importancia de los KPI en logística.

¿Qué son los KPI en logística?

Para empezar, el término KPI significa Indicadores Clave de Rendimiento, pero se estila usar sus siglas en inglés.

Las empresas utilizan los KPI para identificar las etapas que necesitan mejorar, ya sea con respecto al sector o a los objetivos planteados por la organización. Por supuesto, algunos indicadores tendrán más valor que otros según el mercado en que se ejecute la actividad.

Dicho todo esto, ya te harás una idea de lo que son los KPI en logística. En este caso, se mide el rendimiento de cada etapa (o algunas) de la cadena logística con el objetivo de mejorar constantemente y entregar una mejor experiencia del cliente.

Lo anterior es importante, considerando que un cliente que tuvo un mal servicio con una tienda digital puede llegar a contarle a 15 o 20 personas de su círculo social, afectando a la reputación del negocio.

En el comercio electrónico se suelen utilizar diversos KPI’s para medir las etapas del proceso logístico:

  • Gestión de pedidos: tiempos de envío, exactitud en los pedidos, pedidos perfectos, puntualidad y número de entregas.
  • Suministro: tiempos de despachos, utilización de la capacidad y productividad.
  • Inventario: tasa de pedidos pendientes, exactitud y rotación de inventario.
  • Distribución: tasa de utilización de vehículos, costos de almacenamiento y tiempo medio de permanencia.

Más allá de estos KPI en logística puedes aprovechar otros más que podrían ser relevantes para tu comercio, aunque todo depende de cómo funcione tu organización. Lo fundamental es que tengas la posibilidad de hacer estas mediciones y compararlas.

Ejemplos de KPI en logística

Uno de los ejemplos de KPI en logística más útiles para un e-Commerce es la métrica del envío a tiempo.

El envío a tiempo muestra lo cerca que estuviste de hacer los envíos en el tiempo prometido a los clientes. Para ello, mides la cantidad de unidades enviadas a tiempo y las comparas con el número total de unidades enviadas durante el mismo período.

Por ejemplo, si hiciste 30 envíos la semana pasada, pero 24 salieron a tiempo y 6 salieron retrasados, el cálculo quedaría de la siguiente manera:

  • Envío a tiempo = (X pedidos a tiempo durante el período) / (X de pedidos en total) * 100.
  • Envío a tiempo = 24/30*100.
  • Envío a tiempo = 80%.

De este modo, lograste enviar un 80% de los pedidos en el tiempo prometido. Sin embargo, el objetivo es que este KPI sea siempre del 100%.

Para llevar un buen control sobre los indicadores necesitas contar con recursos tecnológicos que permitan hacer seguimiento a los resultados de la logística. 

Envíame es una plataforma multi-courier de distribución que te permite automatizar procesos y obtener reportes sobre los envíos, además de contar más de 40 operadores logísticos a tu disposición. Con esta herramienta tecnológica obtendrás todos los recursos para medir tu e-Commerce y llevarlo al próximo nivel

Solicita más información en enviame.io/contacto y obtén los datos que necesitas para optimizar los procesos de tu e-Commerce.

Abrir chat